Eliminar la flacidez y tonificar todo tu cuerpo

 Eliminar la flacidez y tonificar todo tu cuerpoelimina-la-flacidez-y-tonifica-tu-cuerpo

El paso del tiempo, hacer poco ejercicio, las dietas. La piel puede “caer” por varias razones pero la buena noticia es que con un poco de constancia y una sencilla tabla de ejercicios diarios puedes volver a ponerlo todo “en su sitio”.

Una de las cosas que más incomoda a una mujer al mirarse en el espejo es tener la sensación de que el cuerpo está flácido, es decir, que la piel ha perdido elasticidad, tonicidad y tersura. A menudo, se piensa que eso es producto “de la edad» y que no hay nada que hacer para recuperar su buen aspecto. Y nada más lejos de la realidad: con solo un poco de ejercicio se puede volver a recuperar su apariencia de antaño.

 

DESCUBRE POR QUÉ TE PASA Y CÓMO PUEDES EVITARLO

Cuando se suman unos kilos en forma de grasa, esta se acumula en depósitos bajo la piel que la hace “ceder» hasta lograr que se descuelgue. Además, la falta de ejercicio también provoca que los tejidos y fibras musculares pierdan su elasticidad y su tonificación, lo que hace que la carne parezca “blanda”. En ambos casos, el ejercicio te ayuda:

Destruye la grasa que está “cediendo” tus tejidos. Conseguirás librarte de 3 o 4 kilos con solo realizar 30 minutos de ejercicio tres días a la semana. Salir a caminar de forma vigorosa es suficiente para lograrlo. Y “ataca” las zonas donde más se ve la falta de tono. La parte interna de los brazos y los muslos es susceptible a la flacidez porque sus músculos no se usan en los quehaceres diarios. Los pectorales, al carecer de un sostén natural, también pierden tono rápidamente; y lo mismo ocurre en el vientre y los abdominales (donde se acusan más los cambios de peso). Si ejercitas esas zonas a diario, te verás mucho más “tersa”.

 

LAS MUJERES DELGADAS TAMBIÉN LO SUFREN

Por haber perdido peso bruscamente. Adelgazar rápidamente hace que la piel pierda mucha grasa en determinadas zonas y no le dé tiempo a, ’adaptarse”. Eso puede repercutir en su debilitación.

Por falta de ejercicio continuado. Hay mujeres que se ven delgadas y no ven la necesidad de hacer deporte, pero los músculos igualmente pierden su tono, lo que más incide en la aparición de flacidez corporal.

Debido a la deshidratación de la piel. Aun estando delgada, si la piel se deshidrata pierde elasticidad y sus fibras celulares como el colágeno que le dan tersura se deterioran. Por ello, es fácil que la piel «ceda”.

 

UNA AYUDA EXTRA PARA LOGRARLO

El ejercicio es básico para eliminar la flacidez pero puedes acelerar el proceso de otras formas:

Aplicando cremas con ingredientes tensores en las zonas difíciles.

Los masajes o la hidroterapia también pueden ser una ayuda extra para recuperar el tono muscular de esas zonas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, consulte nuestra política de cookies