Principales causas del efecto rebote

Principales causas del efecto rebote

efecto-rebote

La gente siempre está tratando de perder peso a cualquier precio. Muchas personas empiezan a realizar hábitos exorbitantes y creen que un esfuerzo a corto plazo para hacer una diferencia. Desafortunadamente, esto siempre suele traer un rápido efecto rebote.

 

Actualmente la información en Internet, la televisión e incluso la radio dan información y recomiendan malos hábitos para adelgazar. Esta información puede tener consecuencias graves para los que la reciben. No se menciona en la mayoría de estas fuentes que no todas las dietas ni hábitos se pueden aplicar a todas las personas.

En este artículo le diremos algunas de las principales razones por las que el efecto rebote aparece:

 1 – Dietas de revista:

La mayor parte de ellas se basan en la reducción de calorías, consumir los alimentos ligeros y estrictas restricciones en los alimentos. Estas dietas no tienen ningún efecto de la educación nutricional y esto no es beneficioso para el cuerpo, ya que pierde mucho peso en un tiempo determinado sin estar preparado para ello.

Otro factor es que son bajas en vitaminas, minerales y otros nutrientes que aumentan el metabolismo y en realidad no contienen lo que usted necesita para perder peso saludablemente. El uso de tales dietas causa un mayor desánimo para reeducarse nutricionalmente a sí mismos, ya que son complicadas y no tratan la causa del aumento de peso, por lo que cuando haya terminado una dieta, no podrá mantener los cambios.

2 – Dieta con excesivos productos light y edulcorantes:

Estas sustancias pueden ser  dañinos para la salud. Ha sido bien documentado que los edulcorantes pueden incluso aumentar nuestro peso, ya que aumentan la absorción de azúcar y esta se convierte en grasa.

3 – Uso de medicamentos:

Es uno de los mayores errores cometidos por la gente. Excepto para aquellos que requieren grandes fuerzas. El uso de drogas ralentiza el metabolismo, altera las hormonas y afecta su cuerpo. Cuando se utilizan hay una rápida pérdida de peso ya que el medicamento actúa para inhibir el hambre. Pero cuando usted deja de usar su cuerpo de vuelta a secretar hormonas que aumentan el hambre y comerá de nuevo igual, con ello el efecto rebote hace de nuevo su aparición.

4 – No comer por muchas horas:

Mucha gente cree que cuantas más restricciones y más hambre pase, más será la pérdida de peso. Al principio puede haber una pérdida de peso, pero el cuerpo además de no tener siempre el metabolismo acelerado, siente la necesidad de recuperar el peso perdido y esto aumenta la secreción de hormonas que le hacen comer más. Al final este ayuno suele terminar en un atracón, lo peor es que se suele saciar el hambre con alimentos ricos en grasas, como comida rápida, y chucherías. Cuanto más tiempo pasamos sin comer, más débiles somos para evitar aquellos alimentos engordantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, consulte nuestra política de cookies